El nuevo Sporting: “La Cosecha de Mareo”

Etiquetas

, , , , , , , ,

Sporting de Gijón

Una vez finalizada la temporada 2013-2014, el futuro a corto plazo no pintaba demasiado bien para el Sporting de Gijón. Sus graves problemas económicos se unían a la desilusión tras la fuerte apuesta que hizo la entidad con la contratación de Sandoval y otras estrellas a golpe de talonario, con el objetivo de ascender a Primera División.

El resultado de esta política deportiva y económica fue negativo y por ello se decidió adoptar un plan b inesperado con el fin de evitar la desaparición del equipo. Atrás quedaban aquellos años dorados en donde solo salían estrellas de la escuela de Mareo, como el ‘Guaje’ Villa, Luis Enrique, Juanele, o Miguel Ángel Angulo, por citar unos cuantos. Equipos construidos desde la cantera que, en los 90, se reforzaban con extranjeros de nivel que eran internacionales destacados con sus selecciones. La inversión de muchos millones llevó hasta El Molinón a jugadores como el mago de Sochi, Igor Lediakhov, el nigeriano Yekini o el ucraniano Nikiforov. Años gloriosos de los que solo quedaba el recuerdo de la época dorada del fútbol de Gijón.

Esta temporada comenzaba con la incertidumbre sobre si finalmente el Sporting podría hacer frente a su fuerte deuda (más de 30 millones de euros) y sobre el futuro deportivo del Club, confiado a una apuesta arriesgada liderada por otro ilustre de su cantera en el banquillo, el también ex azulgrana ‘Pitu’ Abelardo.

El Sporting de Gijón, debido a su delicada situación, se convirtió la pasada temporada en el único equipo de las dos ligas de futbol profesional (Primera y Segunda División), que no pudo realizar ningún fichaje. Además, no le quedó más remedio que desprenderse de las estrellas por las que se apostó la temporada pasada con el objetivo de lograr un ascenso que finalmente no se llegó a producir. Principalmente de dos: Lekic y Scepovic, que entre ambos sumaron 35 goles la última campaña. A ellos se unió la baja también de uno de los últimos baluartes de la cantera, el lateral Roberto Canella rumbo a La Coruña. Así pues, el conjunto gijonés arrancaba bajo mínimos la presente temporada con la esperanza de que ‘el Pitu’ solventara la situación, siendo como es un gran conocedor de la cantera de Mareo, y pudiese lograr la permanencia del equipo sin demasiados sufrimientos.

Pero el fútbol tiene estas cosas. Un equipo plagado de jugadores canteranos, tanto de Mareo como de otros equipos nacionales pero formados en Gijón, se ha convertido en una de las revelaciones, no sólo de nuestro país, sino también a nivel europeo. Jugadores como Lora, Jony, Alex Menéndez, Guerrero, Sergio Alvárez o el camerunés Ndi, son algunos de los nombres que se están encargando de poner la bandera de Mareo nuevamente en lo más alto de nuestro futbol y, además, haciéndolo cuando el Club más lo necesita y menos lo esperaba.

Actualmente, el Sporting de Gijón es el único equipo del fútbol español que aún continua invicto desde que sumara su última derrota en la jornada 37 de la Liga 2013-2014, el 3 de mayo de 2014. También es el equipo menos goleado y suma la presente campaña 20 jornadas consecutivas sin perder (9 ganados y 11 empatados). Abelardo ha pulverizado así el record de 9 partidos consecutivos sin conocer la derrota que ostentaban Marcelino Garcia Toral y toda una leyenda del sportinguismo como Manolo Preciado.

La afición empieza a comparar a este equipo con aquel que consiguió la gloria en la temporada 78/79 proclamándose subcampeón de Liga. Un equipo plagado de canteranos y cuyo juego se sustentaba en una férrea defensa y en la presión asfixiante durante los noventa minutos sobre el rival. Un calco del actual plantel. Aunque este equipo juega en Segunda División y ocupa el tercer puesto a 4 puntos del líder, la U.D. Las Palmas, se ha ganado el ser considerado a estas alturas como uno de los principales favoritos para conseguir el ascenso este año.

Esta trayectoria supone un fuerte bálsamo para aliviar las penas de la deuda que soporta el Club. Una entidad histórica que ha hecho de nombres como Mareo y El Molinón, dos referentes sin los que no se puede entender la historia de nuestro fútbol, plagada de jugadores asturianos de gran nivel y que han tenido un papel destacado en nuestra Selección. Quién sabe si alguno de estos guajes, quizás ya el año que viene en la máxima categoría, podrán seguir sus pasos.

Alvaro Martín Gil // @amargil10

Anuncios

El pibe Vietto, talento argentino

Etiquetas

, , , ,

luciano vietto

Luciano Darío Vietto, sangre cordobesa de Balnearia, tuvo que convivir desde sus orígenes con las famosas etiquetas que se asignan en argentina a los futuros talentos del balón (“el nuevo Messi”, “el nuevo Maradona”). Esta presión, sin embargo, no le hizo perder el equilibrio, sino que lo llevó a demostrar una madurez innata en los jóvenes futbolistas de su país. Tras dar sus primeros pasos en el fútbol de la mano del equipo de su ciudad: Independiente de Avellaneda y posteriormente en Estudiantes de la Plata, su eclosión llegó en La Academia, las categorías inferiores del Racing Club de Avellaneda. Incluso su familia llegó a probar con Rosario Central (club en el que se crió Messi) y que lo rechazó por no considerarlo lo suficientemente bueno.

Saviolita, como se le empezó a conocer por su parecido con el jugador argentino (altura, físico, velocidad y desborde), empezó pronto a alternar partidos entre el juvenil del Racing y el primer equipo, siempre al lado de otros compañeros que actualmente juegan en España como Bruno Zuculini y Rodrigo De Paul.

Diego Pablo Simeone, entrenador de Racing por aquel entonces, le acabó dando la alternativa con 17 años, en octubre de 2011. El joven cordobés pudo saborear los últimos 5 minutos de un partido contra Lanús. A partir de entonces, Luciano Vietto se hizo un hueco importante en el club y esta vez ya no para sustituir a lesionados o sancionados como lo venía haciendo hasta entonces. Con la marcha del Cholo y bajo las órdenes de Luis Zubeldía, comenzó a jugar de titular y en su primer partido anotó un hat-trick al San Martín de San Juan. El de Balnearia se convertía en el tercer jugador más joven en anotar tres goles en un torneo argentino, ya fuera Apertura o Clausura. A partir de entonces se hizo un puesto indiscutible como titular y acabó la temporada de forma ‘capicúa’, con otro hat-trick contra el Newell’s Old Boys. Con 8 goles, Vietto se convertía en el máximo goleador de su equipo.

Esta serie de hat-tricks lo catapultaron a la élite mundial y se comenzó a hacer un fijo en la selección sub 20 argentina.  Según confirmó su representante, tanto Manchester City, Liverpool, Juventus, Borussia Dortmund, PSG y Atlético de Madrid estaban muy interesados en él.

La prematura carrera de Vietto también se traducía en premios: fue galardonado con el “Botín de Plata” por el programa “Estudio Fútbol” de Argentina como mejor jugador del fútbol argentino durante el mes de abril de 2013.

Posteriormente, ante el vaivén de entrenadores que sufría el club y su alternancia entre el puesto de titular y el banquillo, Vietto empezó a considerar las ofertas provenientes de Europa. Finalmente aceptó la que más le convenció e hizo valer el interés constante del club castellonense. El Villareal hacía oficial el fichaje del pibe por 5,5 millones y el 80 % de sus derechos. El joven de Mar Chiquita firmaba 5 temporadas con el Submarino Amarillo. De esta manera el Racing se desprendía de su tercera ‘joya’ tras las salidas de De Paul rumbo al Valencia y Zuculini al Manchester City (actualmente cedido en el Valencia).

Vietto no ha tardado mucho en demostrar porqué se le considera uno de los jugadores con más futuro del fútbol argentino. Marcó sus dos primeros goles en su debut europeo con el Villareal en Astana y desde entonces no ha parado de ver puerta con asiduidad. Después del doblete al Rayo, se plantó con su increíble desparpajo en el Vicente Calderón con el aliciente de tener en el banquillo rival a su mentor, el Cholo Simeone. Tras un romper la cintura a Godín en la frontal del área, definió a la perfección para dar la victoria al Villarreal. 27 partidos y 19 meses después, Luciano Vietto fue protagonista en la primera derrota al Atlético de Madrid en su estadio. De esta manera, tres años después de que el Cholo lo hiciera debutar en Racing, se presentaba Vietto ante Europa.

“Un ataque polivalente, por ambas bandas y ayudando en el medio del campo. Técnica y velocidad como armas, pero aún debo mejorar”. Así se definió Vietto cuando llegó a Villarreal el pasado verano. La enésima perla argentina que llega a Europa y que tratará de demostrar que el esfuerzo realizado por el submarino está más que justificado. De momento, el pibe ya ha dado su primera clase magistral en casa del actual Campeón de Liga y ante la mirada de su maestro.

Álvaro Martín // @amargil10

Jesé Rodríguez, la última joya blanca

Etiquetas

, , , ,

Jesé Rodríguez

Jesé Rodríguez, estandarte de La Fábrica del Real Madrid, ya cuenta las horas para su reaparición después de la grave lesión que le ha dejado durante más de 8 meses fuera de los terrenos de juego. El canario, que se convirtió en la sensación del conjunto blanco durante la primera mitad de la temporada pasada, quiere que su esfuerzo no caiga en saco roto y después de una dura rehabilitación puede tener sus primeros minutos en el partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey contra el Cornellá en el Santiago Bernabéu.

Jesé Rodríguez llegó al club blanco con 13 años de la mano de Sixto Alfonso -ojeador del Real Madrid en las Islas Canarias-. Desde mucho antes de llegar al Castilla, todos sus entrenadores ya lo consideraban el jugador con mayor proyección de la cantera de los últimos años. Sin embargo, su fuerte ambición y su carácter, iban a frenar su rápida progresión. Desde muy joven, Jesé tuvo que ver numerosos partidos desde la grada porque su comportamiento le iba a jugar en más de una ocasión malas pasadas.

Poco a poco y con la ayuda del club, Jesé fue madurando pese a los continuos rumores en torno a su salida del club por motivos extradeportivos. Fue entonces cuando Alberto Toril le reclutó para el filial del Real Madrid en 2011, alternando sus partidos con los del juvenil del equipo blanco. La temporada siguiente Jesé ya formaba parte de la plantilla del Real Madrid Castilla y se convirtió en uno de los artífices del ascenso a Segunda División. Era el momento del despegue del canario, y la oportunidad de demostrarlo en una categoría mayor y contra rivales más fuertes. Y vaya si lo hizo. El canario se encargó de pulverizar el récord de goles que ostentaba en el filial blanco Emilio Butragueño desde la temporada 84/85 (21 goles). Jesé acabó el curso con 22 tantos y con la mitad de los equipos de la Liga tirándole los tejos ante la tardía, y a cuentagotas, ascensión al primer equipo, dirigido por entonces por José Mourinho.

El técnico portugués contó con el canario para la gira blanca ese mismo año e incluso lo hizo debutar en un partido de Copa del Rey contra la Ponferradina, llegando a formar parte también de una convocatoria de Liga de Campeones. A pesar de esto, Jesé no acababa de asentarse en el primer equipo, lo que provocaba día tras día la frustración y el enfado del joven jugador canario.

Mientras tanto, las comparaciones con la estrella del club blanco no dejaban de sucederse. Muchos lo veían como un “Cristiano Ronaldo de bolsillo”: potente disparo con ambas piernas, velocidad descomunal y, sobre todo, la ambición que demostraba cada partido. Unas virtudes que despliega tanto en la banda derecha como en la punta del ataque, las mismas zonas por las que Cristiano Ronaldo suele fulminar a sus rivales. Todos estos elogios podrían parecer excesivos, pero lo cierto es que, ante la presión pública del madridismo y del propio jugador, Jesé Rodríguez renovó su contrato con el club blanco y se quedó en la primera plantilla.

Antes de arrancar su primer curso con los mayores, Jesé fue Campeón de Europa y Bota de Oro (5 goles) con la Selección Española sub 19. Pero no se iba a quedar ahí. Después vendrían 5 goles en 5 partidos en el Mundial sub 20 disputado en Turquía. Números que no hacían más que confirmar lo que llevaba tiempo diciendo el joven de Las Palmas: “Mi sitio es el Real Madrid”.

Su imparable ascensión se vio corroborada en el Clásico disputado en octubre del 2013, donde debutó sustituyendo a Ángel Di María. En una espectacular carrera, el canario marcó el único gol de su equipo en la derrota contra los azulgranas en el Camp Nou. Jesé era el primer jugador del conjunto blanco que debutaba en un Clásico en el Camp Nou marcando desde 1986 (Pardeza y Cholo).

Jesé había conquistado definitivamente al madridismo y se había convertido en el complemento perfecto para darle descanso a Cristiano Ronaldo. Goles como los conseguidos en la trascendental victoria blanca en Mestalla así lo ratificaban. Pero a los pocos minutos del partido de vuelta de los octavos de final de Champions League contra el Schalke 04 en el Bernabéu, Jesé se rompió el ligamento cruzado anterior y saltaron todas las alarmas.

La explosividad, una de sus señas de identidad, por primera vez empezaba a ponerse en duda para un futuro cercano y, tras pasar dos veces por el quirófano, finalmente 8 meses y 15 días después, Jesé vuelve a una convocatoria del Real Madrid. Es un nuevo capítulo. Un punto y aparte donde veremos siel Bichito”, como sus propios compañeros lo llaman, sigue demostrando que es la última gran joya blanca salida de las entrañas de la Fábrica.

Álvaro Martín // @amargil10

Marco Asensio, la zurda de Calviá

Etiquetas

, , , ,

Marco Asensio

Marco Asensio se ha convertido, a sus 18 años, en el hombre del momento en el panorama futbolístico español y europeo. Su espectacular arranque de temporada en la Liga Adelante con el Mallorca ha confirmado que estamos ante una nueva promesa del fútbol nacional.

Enamoró a la isla con tan sólo 9 años en el alevín del Playas de Calviá. Llamaba la atención por su tremenda clase incluso contra niños mayores que él. Por eso no tardaron en llegar las visitas de ojeadores para comprobar su calidad, entre ellos los del Mallorca con Clemente Marín -responsable del fútbol base del Mallorca- a la cabeza. Marín llegó a invitar a Jovan Stanković -ex jugador del RCD Mallorca e internacional Serbio- a ver a aquel niño que destacaba por sus grandes cualidades futbolísticas. El manejo de la pelota pegada al pie izquierdo, su regate endiablado, su visión, sus asistencias y, sobre todo, su juego en equipo, ya le hacían destacar. Y según Clemente Marín se asemeja mucho a Mesut Özil, aunque Asensio es más rápido y con mejor golpeo de balón.

Con 10 años se incorporó a las categorías inferiores del conjunto bermellón. Posteriormente su trayectoria empezó a subir como la espuma: primero en el Mallorca B en Segunda División B y después José Luis Oltra, técnico del primer equipo, le dio la alternativa en los minutos finales contra el Recreativo de Huelva en la temporada 2013-2014. Marco está considerado el mejor jugador que ha salido de la cantera del club balear y fruto de ello es la influencia que ha conseguido a su corta edad.

En la presente temporada, y solo un año después de su debut en el primer equipo, es el tercer jugador que más minutos ha disputado este año y es el principal partícipe de la espectacular remontada de su equipo para salir de los puestos de descenso, marcando tres goles y ganando 5 partidos seguidos. Todo esto, le ha permitido al Mallorca remontar 14 puestos y le sitúa actualmente a las puertas del ascenso.

Además, Marco Asensio ha sido nombrado mejor jugador de la Liga Adelante en el mes de Octubre y hace un par de días ya se confirmó su fichaje por el Real Madrid. El club blanco pagará parte de su cláusula y le dejará cedido un año más en el club bermellón si éste asciende a Primera División. Sino, el club blanco le buscará equipo en la máxima categoría para que se curta entre los grandes.

Muchos equipos europeos como el Barcelona, el Chelsea, el Manchester United, el Inter o la Juventus se interesaron en él. Pero finalmente ha sido el Real Madrid quien se ha llevado el gato al agua. Muy pronto, el internacional sub19, Maco Asensio, empezará a despuntar en la máxima categoría del futbol español, así como en la Selección Absoluta ya que Vicente del Bosque lo sigue muy de cerca. Hoy todos los ojos están puestos en él. La zurda de Calviá brilla tanto y tan rápido que está a un sólo paso de convertirse en la referencia del fútbol nacional.

 

Álvaro Martín // @amargil10

Nolito y el triángulo perfecto

Etiquetas

, , , ,

NolitoManuel Agudo Durán, alias “Nolito”, sanluqueño y gaditano de piel y de cuna. Sus primeras patadas las daba en una pista de fútbol sala con sus amigos con apenas 12 años. Seguro que en aquel momento soñaba con lo que hoy ha conseguido: jugar en Primera División y en ser uno de los nombres del momento en el panorama futbolístico.

Culé de pura cepa, se la jugó apostando por el fútbol y cargando con la morriña de separarse de sus abuelos, que ejercieron de padres durante su infancia. Chico humilde, familiar y trabajador, ha alcanzado el éxito a una edad no demasiado habitual, los 28 años, recibiendo su primera llamada para ser internacional con España. La trayectoria de Nolito es la de un gaditano que, previo paso por la cantera del Barça, triunfa ahora en Vigo. Puntos distanciados por más de 1.000 kilómetros que han conformado un triángulo perfecto que resume la historia del que es uno de los jugadores más en forma del fútbol nacional.

Sus primeros momentos de fama le llegaron hace ya unos cuantos años, jugando con el Écija en Segunda B. Aquel Écija que plantó cara al todopoderoso Real Madrid post-galáctico: Ronaldo, Beckham, Cassano, etc. Uno de los protagonistas de aquella eliminatoria de Copa de 2006 fue el propio Nolito, que marcó el gol del empate en el encuentro de ida en el estadio de San Pablo. El de Sanlúcar de Barrameda realizó dos temporadas excepcionales en el Écija, al que llevó hasta el playoff de ascenso a Segunda División, algo que sirvió para que el club de sus amores pusiera sus ojos en él.

Nolito se incorporaría al filial del F.C Barcelona en Segunda División de la mano de alguien que, a la larga, ha sido fundamental en su carrera: Luis Enrique. Consiguió debutar con el primer equipo en la Copa del Rey e incluso en Primera División de la mano de Josep Guardiola en Octubre del 2010. Tras marcar 28 goles en sus tres temporadas en el filial azulgrana y cuajar varias actuaciones destacadas con los mayores, finalizó su contrato y decidió emprender una nueva aventura ante la gran competencia que tenía en la primera plantilla. Se marchó rumbo a Portugal, al Benfica de Jorge Jesús, buscando minutos en un equipo importante a nivel europeo. Nolito no defraudó: en sus primeros 5 partidos con el club portugués anotó 5 goles, igualando el récord de una leyenda del futbol portugués como “La Pantera Negra”, Eusebio da Silva Ferreira. “Digno de Eusebio”, publicó el diario portugués A Bola en su portada.

El gaditano comenzaba de forma inmejorable su andadura en Portugal. “Nolitogol”, como le llamaban en Portugal, se convirtió en el jugador que más camisetas del Benfica vendía. La comunión era perfecta. Terminó la temporada con 14 goles a sus espaldas y la Copa Portuguesa en la mochila. Al comenzar la siguiente temporada se dio cuenta de que Jorge Jesús empezaba a perder la confianza en él con los fichajes de dos jugadores para su puesto. Jugó pocos minutos, todos saliendo desde el banquillo, por lo que forzó su salida rumbo a Granada en forma de cesión.

En el club andaluz aguantó media temporada hasta que Luis Enrique se cruzó de nuevo en su camino, esta vez para llevárselo con él al Celta de Vigo. Era el comienzo del nuevo Nolito, que  en el club celeste ha explotado y de qué manera: el gaditano se convertía en el primer jugador en la historia del Celta de Vigo que marcaba tres dobletes de forma consecutiva en Primera División. Ningún jugador nacional tenía similares registros en los últimos 10 años.  El último en hacerlo fue, nada más y nada menos, Fernando Torres con el Atlético de Madrid.

Nolito consiguió superar en su primera campaña en el Celta al que era su predecesor en el puesto y todo un ídolo para la afición celtiña, el canterano de A Madroa, Iago Aspas. Acabó la temporada pasada con 14 goles en 33 partidos y ha comenzado la presente de igual forma que la anterior, marcando. 10 goles en sus últimos 11 partidos disputados, números de crack. De hecho, sólo hay dos jugadores que hayan marcado más goles que él en España en 2014: Messi y Cristiano Ronaldo.

Nolito vive uno de sus momentos más dulces, con actuaciones estelares como la del Nou Camp el pasado 1 noviembre, remataba con una genial asistencia de tacón para Larrivey que permitió al Celta dar la campanada en el feudo azulgrana. Lo que ha venido después casi era de esperar: que Vicente del Bosque contara con él para los próximos compromisos internacionales de la Selección, contra Bielorrusia en Huelva y, precisamente, en Vigo contra la vigente Campeona del Mundo, Alemania.

Parece extraño que, cuando son muchas las voces que reclaman savia nueva para la Selección, Del Bosque haya decidido fijarse en un jugador más cerca de la treintena. Sin embargo, viendo jugar a Nolito, pocos dudan que a sus 28 años y como él mismo dice: “lo mejor está por llegar”.

 

Alvaro Martín Gil // @amargil10

Ayoze Pérez, la “urraca” de Tenerfie

Etiquetas

, , , , , , ,

Ayoze Pérez. Newcastle

Ayoze Pérez, jugador del Newscatle United desde el mes de junio, consiguió el pasado fin de semana uno de sus sueños: debutar como titular en una de las mejores ligas el mundo –la Premier League-, con un equipo histórico -el Newcastle United- y conseguir el gol de la victoria en su primer partido y en el mítico White Hart Lane frente al Tottenham. Todo a pedir de boca.

 

El joven jugador de Tenerife ha vivido estos últimos tres años como si de una película se tratara. Jugador del filial del C.D. Tenerife consiguió hacerse un hueco en la primera plantilla del equipo cuando éste disputaba la Segunda División B. El Club de toda su vida y en el que se crió desde pequeño tuvo un descenso a los infiernos en tres años de lo más traumático: bajó de Primera a Segunda y de Segunda a Segunda B casi sin descanso. A todo esto se le sumaban los problemas económicos del equipo, en ley concursal.  Lo positivo de esta situación fue que se tuvo que recurrir, más que nunca, a la cantera. De esta forma, el Tenerife empezó a echar mano de los jóvenes del filial, entre los que despuntaba precisamente uno del barrio María Jiménez, de nombre Ayoze Pérez.

Ayoze Pérez se hizo un hueco en el equipo gracias a la confianza que depositaron en él  tanto Álvaro Cervera –entrenador del Tenerife-, como su padrino en las categorías inferiores del C.D. Tenerife, Sesé Rivero. Éste último siempre ha dicho que el joven canario es el más claro ejemplo de lo que significa la cantera del Tenerife: “un jugador ordenado, disciplinado y trabajador”.

Ya en Segunda División, el técnico siguió contando con él a pesar de que Ayoze tenía ficha del equipo filial. Por entonces, era el jugador que menos cobraba de la plantilla. Debido a esto, y con la intención de mantenerle o sacarle partido en un futuro, lo renovaron hasta 2015 con su respectivo aumento de sueldo.

La apuesta del C.D. Tenerife por los chicos de la casa empezaba a fraguar. Álvaro Cervera llegó a alinear como titulares en un partido hasta a 8 jugadores de la cantera, todos ellos canarios, algo que no ocurría desde 1982. La fórmula, además, daba resultado, ya que el equipo coqueteaba con los primeros puestos de la tabla.  En aquella temporada, Ayoze conseguiría anotar 16 goles en 32 partidos, incluido un hat-trick contra la Ponferradina en un encuentro memorable que terminaría en un 5-0 a favor de los tinerfeños y que los aupaba a los puestos de promoción de ascenso a Primera División.

El desparpajo de Ayoze, su verticalidad, su velocidad y, sobre todo, su olfato goleador pese a jugar como mediapunta, hizo que numerosos equipos de España y Europa pusieran sus ojos en él. Sin ir más lejos, Sixto Alfonso, responsable de La Fábrica madridista, reconoció que lo habían seguido y que pensaron en su incorporación para la cantera merengue. Clubes como el Everton, Schalke 04, Borussia, Villarreal, Genoa, Liverpool, Valencia o Barcelona también enviaron a sus ojeadores a seguirlo tras su despegue en la División de Plata (e incluso durante su etapa en Segunda B). Algo que demuestra que Ayoze Pérez no es un jugador más, sino uno de esos pocos elegidos con condiciones para llegar a jugar un papel destacado en el mundo del fútbol en los próximos años.

Tras varios contactos con distintos equipos reconocidos, su representante, Olaf Bonales, reconoció que estuvo muy cerca de fichar por el “Spanish Oporto” de Julen Lopetegui. Sin embargo, el joven tinerfeño se decantó por la Premier, y decidió seguir los pasos de Albert Luque, Marcelino o José Enrique y puso rumbo a St. James Park para jugar con lasurracasdel Newcastle United.  Ese mismo verano, recibió la llamada de Albert Celades y fue convocado por primera vez con la selección española sub’21 para los partidos contra Hungría y Austria, correspondientes al clasificatorio para el Europeo de Austria. Su carrera empezaba a crecer a pasos agigantados.

Alan Pardew, actual técnico del Newcastle, solicitó expresamente su fichaje pese a su inexperiencia en la alta competición y su corta edad, 21 años. Ayoze firmó en junio con el equipo inglés hasta 2019 y el Tenerife recibiría 2 millones de euros por el fichaje.

El plan era que se adaptase poco a poco al fútbol de las islas en las categorías inferiores e irle dando oportunidades poco a poco en el primer equipo. Su adaptación fue instantánea: en 3 partidos con el filial del Newcastle había anotado ya 4 goles. Pardew no dudó un instante en incorporarlo a la primera plantilla y, hasta la fecha, ha contado con él en prácticamente todos los partidos, utilizándolo como revulsivo en las segundas partes. Finalmente, el pasado fin de semana, el joven jugador español debutaba como titular y rubricaba su actuación haciendo el 1-2 para su equipo frente al Tottenham con un exquisito gol de cabeza. El técnico lo homenajeó sustituyéndolo a poco del final y el joven canario recibió una sonora ovación del público del Tottenham.

Para rubricar una semana de ensueño, Ayoze ha recibido el premio al Mejor centrocampista ofensivo y el de Mejor jugador revelación de la Liga Adelante 2013-2014, en la Gala de la Liga de Fútbol Profesional. Algo que viene a reafirmar el estallido de una de las nuevas perlas del futbol español: la “urraca” de Tenerife que ya vuela sobre el gris cielo de Newcastle.

Alvaro Martín Gil // @amargil10

Lucas Pérez, el regreso del hijo pródigo

Etiquetas

, , , , ,

Lucas Pérez

Este fin de semana Lucas Pérez debutó en la máxima categoría del fútbol español. Un esguince de rodilla primero, y unas molestias musculares después, hicieron que el estreno con el club de su vida se demorara una y otra vez. El regreso tan esperado del hijo pródigo de A Coruña estaba cerca, pero no terminaba de llegar.

Lucas Pérez, hijo de humildes pescadores de A Coruña, fichó, cuando todavía era un chaval, por el Atlético de Madrid. No terminó de cuajar en las categorías inferiores del conjunto colchonero y, en busca de una oportunidad en la élite, acabó haciendo las maletas hasta Vallecas para jugar en el Rayo Vallecano, donde disfrutaría de sus momentos más dulces… pero en Segunda, algo que seguía siendo insuficiente para él.

Con la rocambolesca trama de los Ruiz Mateos asolando al club, Lucas Pérez decidió marcharse antes de que los problemas extradeportivos truncaran su carrera. Su próxima parada sería Ucrania y su equipo el Karpaty de Lviv. Pronto sus números empezaban a poner su nombre en lo más alto de las ligas del Este, siendo el mejor extranjero debutante de la liga ucraniana. Esto hizo que su nombre apareciera continuamente vinculado a los mejores conjuntos del país, pero el Karpaty no se lo iba a poner demasiado fácil. El equipo ucraniano llegó a apartarlo de la plantilla por no querer renovar con el club. Finalmente renovó, pero consiguió la cesión al Dinamo de Kiev con una opción de compra por dos millones de euros. Una vez en el Dinamo de Kiev, tuvo el privilegio de convertirse en el primer español que vestía la camiseta del histórico club ucraniano. Sus espectaculares registros no decayeron, pero tanto él como su representante seguían teniendo en mente regresar a casa algún día.

Tras varios intentos fallidos (incluido un intento de cesión al Dépor que se rompió a última hora), el Karpaty lo traspasó al Paok de Salónica. En el Paok no tardó mucho en demostrar quién era. Con 25 años se convirtió en un ídolo para la afición y en uno de los jugadores revelación de la Superliga Griega. Era la estrella del equipo, no solo por su rapidez y su oportunismo de cara al gol, sino por sus numerosas asistencias: 14 al final de la temporada que, unidas a sus 10 goles, le permitieron estar nominado entre los 5 mejores jugadores de la Superliga Griega y entrar en el 11 ideal de la temporada. A nivel colectivo fue subcampeón de Liga. Pero la temporada se cerró con el punto negro de la no clasificación para la Champions por culpa de los incidentes de sus aficionados en la final de Copa contra el Panathinaikos.

Se había convertido en una estrella, económicamente por encima de lo que estarían más de la mitad de los jugadores en España y jugando la Europa League. Lucas Pérez parecía haber encontrado su sitio. Sin embargo, a pesar de todo esto, en su cabeza seguía la idea de volver al Depor.

La aventura se antojaba aún más difícil: una ficha imposible de asumir y un traspaso desorbitado para el Dépor. El Paok de Salónica había pagado un millón de euros por él, pero Lucas estaba dispuesto a todo para volver y así lo hizo. Para ello rebajó sus pretensiones económicas y su representante hizo el resto. El Paok decidió cederlo y el chico del Barrio de las Flores volvía a casa. Víctor Fernández tenía a su hombre y no dudó ni un momento en ponerlo como titular a la primera oportunidad de la que dispuso (en el Trofeo Teresa Herrera). Tras una arranque de temporada difícil por culpa de las lesiones, su momento llegó en la Jornada 8 y no precisamente contra un rival cualquiera, sino contra la revelación de la liga, el Valencia CF, que no había perdido ningún partido hasta la fecha.

Víctor Fernández, en la cuerda floja tras haber perdido 5 partidos, decidió llevar a cabo una ‘revolución’: 5 cambios y, a la cabeza, la oportunidad para el hijo pródigo coruñés, que estaba un poco tocado aún, pero que no pensaba dejar pasar la ocasión.

Pronto se hizo notar: garra, carácter, velocidad,… Lucas se dejó la piel en el campo en cada jugada, no dejaba de intentarlo. Hasta que antes del fin del primer tiempo, con su equipo 1-0 arriba en el marcador, una carrera realizada con el alma más que con las piernas, lo llevó al área rival para cruzar la pelota ante Yoel. El balón golpeó en el palo para alcanzar el fondo de la red. El círculo se cerraba y Lucas Pérez conseguía, mucho tiempo después, hacer realidad uno de sus sueños, para el que parecía predestinado desde muy pequeño: marcar un gol en Riazor jugando en Primera División.

“Tiene ‘ángel’. Y el ‘ángel’ es el que tira a puerta, pega en el poste y entra a gol”.  Así lo describió Víctor Fernández tras el partido. El debut del hijo pródigo que nunca antes había jugado un partido oficial con el Dépor, acabó con Riazor coreando su nombre al ser sustituido. Sus ojos llorosos y su beso con rabia al escudo en la celebración, ya estarán para siempre en la historia y en el corazón de todo el deportivismo.

Álvaro Martín Gil // @amargil10

Lucas Pérez

“El chino” Araujo, el futuro de Las Palmas

Etiquetas

, , , , ,

Sergio Araujo

Sergio “el chino” Araujo, apodo que recibió desde que ingresó en las categorías inferiores de Boca Juniors con apenas 10 años, empieza a demostrar el talento por el que fue descubierto en la capital argentina. Tras varios años deambulando en forma de cesiones por distintos equipos, ha sido Las Palmas el lugar idílico dónde se está redescubriendo a la joven perla argentina de 22 años.

Tras pasar varios años en el club bonaerense, debutó de la mano de Alfio Basile en la última jornada del torneo Apertura de 2009 en la Bombonera. Todavía no había cumplido los 18 años y a su lado tenía a jugadores históricos argentinos como el ‘Pato’ Abbondanzieri o Martín Palermo. Ese primer partido ya le valió para demostrar lo que todo el país llevaba tiempo comentando: estaban ante la enésima perla que les regalaba la tan prolífica cantera argentina.

En su país se le empezó a apodar el “Kun” Araujo, consecuencia de la gran similitud en las cualidades y complexión física con el ex jugador del Atlético de Madrid. Rápido conduciendo el balón pegado al pie, todo potencia (especialmente en la arrancada en corto) y capaz de hacer un gol casi de la nada, Araujo a buen seguro disfrutaba la comparación con el que había sido su ídolo desde pequeño.

No fue hasta la siguiente temporada cuando, desde el banquillo y con el exjugador del Real Oviedo, Roberto “Tito” Pompei como técnico, Sergio recibió una nueva oportunidad y se inventó un golazo marchándose de tres rivales en un par de metros cuadrados para terminar cruzando la pelota ajustada al palo. La estrella empezaba a brillar poco a poco, pero la nefasta temporada de Boca Juniors ese año y el baile de entrenadores, lastraron el despegue de la carrera del joven de Villa Crespo. Pompei fue despedido y con Julio César Falcioni en el banquillo, Sergio Araujo tuvo que abandonar el club de su vida con destino a España.

 

El F.C. Barcelona se hizo con sus servicios en forma de cesión por 2 años y, conocido el potencial del jugador, le asignaron una opción de compra por 16 millones de euros. Cantidad que dejaba patente las esperanzas puestas en el joven futbolista argentino. El filial del Barcelona era el escaparate ideal para dar el salto definitivo a Europa y pronto lo  empezó a corroborar marcando dos goles en las primeras jornadas, eclipsando a otros jóvenes talentos del nivel de Deulofeu o Rafinha. Pero poco a poco el rendimiento de Araujo fue perdiendo enteros, hasta que el club azulgrana anunció que prescindía de sus servicios al final de la primera temporada. Atrás quedaban sus 7 goles en 34 partidos y un rendimiento que no había sido suficiente para convencer a los técnicos de La Masía. ‘El chino’ regresaba a casa.

 

Pero en Boca estaba Bianchi, que desde el primer día le anunció que no contaba con él. Sin salir de la ciudad, el Tigre se hizo con sus servicios. Fue otro año difícil para Araujo, que tampoco acabó de cuajar en Argentina y veía como su prometedor futuro se iba oscureciendo a toda velocidad.

 

En ese momento comenzó un nuevo reto: la UD Las Palmas. El club bonaerense accedió a ceder al jugador durante 18 meses con una cláusula de compra de 1,6 millones de euros. Tras el fracaso sufrido por el Club la pasada campaña, en la que se quedó a tres minutos del ascenso a Primera División, el fichaje del crack argentino suponía una inyección de moral para la ciudad y sus aficionados.

 

Tras la disputa de las 7 primeras jornadas, el club amarillo es líder empatado con el Girona y el Valladolid y Sergio “el chino” Araujo ha sido nombrado mejor jugador del mes de septiembre de la Liga Adelante. Sus números hablan por sí solos: en sus 4 primeros partidos consiguió marcar 5 goles, superando los registros de históricos de la UD Las Palmas como el “Turu” Flores o Rubén Castro. Su gol al Sporting de Gijón del pasado fin de semana, el 8º de la temporada, lo coloca como el máximo goleador de la categoría. Un inicio fulgurante para el jugador argentino que, bajo la batuta de Paco Herrera, ha recuperado la confianza y está desplegando todo el talento del que tanto se hablaba en sus inicios en Boca. Así es Sergio Araujo, el goleador de amarillo y azul que hace soñar a toda una isla.

Álvaro Martín Gil // @amargil10

Paco Alcácer, el faro del nuevo Valencia

Paco Alcácer

La trayectoria de Paco Alcácer (Torrente, 21 años) no fue fácil hasta llegar a convertirse en uno de los jugadores referencia de su equipo, el Valencia. A pesar de su corta edad y del protagonismo que está adquiriendo en estos últimos meses, el joven valenciano ha pasado más tiempo en el banquillo, en la grada o relegado una y otra vez al filial, que sobre el césped de Mestalla.

Jugador del Torrent C.F. cuando era un chaval y posteriormente, incorporado al filial del Valencia C.F, no se veía en la cantera del principal equipo de la ciudad del Turia un promedio goleador tan alto desde Juan Sánchez. Estos números hicieron que pronto se le reclutara para la primera plantilla por mediación de Unai Emery en la temporada 2010/2011. Pese a que tardó poco en debutar en Primera División, siempre estuvo a la sombra de otros delanteros con mucho más ‘nombre’, como Valdez o Soldado.

En el verano de 2011, la 40ª edición del Trofeo Naranja enfrentaba al Valencia contra la Roma. Alcácer tuvo una nueva oportunidad y, como lleva haciendo a lo largo de su carrera, no la desaprovechó. La joven perla de la cantera ché anotaba su primer gol con la camiseta valencianista en un día de fiesta que terminó de la peor forma posible. Una vez finalizado el partido y con la euforia aún de su estreno goleador, Paco conocía la noticia del fallecimiento de su padre en las inmediaciones del estadio de Mestalla. De ahí su dedicatoria al cielo tras cada gol que anota.

Tras alternar en la temporada 2012/2013 el primer equipo con el filial, ya con Mauricio Pellegrino en el banquillo, Paco Alcácer fue cedido al Getafe en busca de los minutos y la experiencia que tanto necesitaba. Sin embargo, y contra pronóstico, el joven delantero valenciano fue un secundario en la plantilla dirigida por Luis García, pese a los evidentes problemas con el gol del conjunto azulón.

La poca confianza depositada hasta entonces en Paco Alcácer se contradecía con sus capacidades tanto técnicas como colectivas en el terreno de juego. Nueve puro, rematador al primer toque, bueno en el juego aéreo, único creando espacios y desmarques, y con una extraordinaria capacidad para jugar de espaldas a la portería. Todas estas cualidades lo han llevado a ser considerado una de las grandes promesas del fútbol español.

Juan Antonio Pizzi confió en él y tuvo su culmen en el gran final de temporada que hizo con el Valencia: 6 goles en Liga, 3 en la Copa del Rey y, especialmente, sus 7 tantos en la Europa League (segundo máximo goleador de la competición), lo que le ha servido para ser considerado el sustituto natural del “Guaje” Villa, tanto en el Valencia como en la Selección.

Su palmarés con las categorías inferiores del combinado nacional habla por sí sólo: medalla de plata en el Europeo sub’17 del 2010 (máximo goleador con 6 goles), Campeón de Europa sub’19 en 2011 y 2012 (marcó los dos goles en la prórroga que sirvieron para remontar la final del 2011) y 4º en el Mundial de Turquía 2013 con la selección sub’ 20. Como colofón, Alcácer recibió la reciente convocatoria de Vicente del Bosque para disputar dos partidos con la selección absoluta: uno amistoso contra Francia y otro de clasificación para la Euro 2016 contra Macedonia. Se cumplía de esta forma el sueño del joven de Torrente, que espantaba de así todos los fantasmas de su pasado.

En el minuto 16 del encuentro contra Macedonia, Paco Alcácer anotó su primer gol como internacional absoluto, convirtiéndose en el tercer jugador que menos minutos ha necesitado para marcar con la selección española de fútbol tras Morientes y Salinas. Además, es el jugador más joven en toda la historia del Valencia C.F (21 años y 9 días) que marca en la categoría absoluta de La Roja.

El nuevo Valencia de Peter Lim y Nuno Espírito Santo ha comenzado siendo una de las revelaciones del futbol europeo en la presente campaña. Fichajes como los de André Gomes, Mustafi, Otamendi, Rodrigo y Negredo han devuelto la ilusión a la afición valenciana. Sin embargo, de momento es Paco Alcácer quien, con sus 4 goles y 3 asistencias en 6 partidos, asume la responsabilidad de ser el faro que guía la nave valenciana.

 

Álvaro Martín Gil // @amargil10

Sergio Álvarez, el cerrojo del Celta de Vigo

Etiquetas

, , , ,

Sergio Alvarez

Con el partido de anoche ya son veintidós los encuentros en los que Sergio Álvarez, guardameta canterano del Celta de Vigo, ha defendido la portería de su equipo en casa. Debutó hace 5 años en un partido de la Copa del Rey contra el Cartagena. Veintidós partidos en Balaidos y todos ellos sin conocer la derrota: 19 victorias y tres empates. La última, la de anoche contra el eterno rival, el Deportivo de la Coruña, culminada con broche de oro al detener un penalti a tres minutos para el final, sellando la victoria del Celta por 2 goles a 1.

Sergio Álvarez, 28 años y natural de Catoira, no ha tenido un camino fácil hasta llegar a convertirse en el héroe del celtismo en la presente temporada tras sus actuaciones memorables: la primera el pasado sábado frenando al Campeón de Liga, el Atlético de Madrid, y la última ayer en ‘o noso derbi’ contra el Dépor.

Sergio llegó a la cantera del Celta de Vigo con 17 años después de ser una de las estrellas del Arosa S.C, incorporándose directamente al filial del conjunto celeste. Con una cesión al Racing de Ferrol de por medio, comienza a entrar en algunas convocatorias del primer equipo, que por entonces militaba en Segunda División, tras las sucesivas lesiones del portero titular, Ismael Falcón.

En 2011, en un partido de la Copa del Rey contra el Cartagena, Paco Herrera, entrenador del Celta de Vigo por aquel entonces, le daría la primera oportunidad como titular en la portería del Celta. Este hecho supondría un hito más en su trayectoria y el inicio de una carrera de fondo de la que ahora recoge los frutos. Suplente las siguientes temporadas de Yoel González y de Javi Varas, y siempre en la quiniela de posibles traspasos al final de cada temporada, Sergio guardó la compostura y la tranquilidad, esa misma que ahora muestra bajo los palos.

Humilde, trabajador y siempre intentando ayudar al equipo, su filosofía de trabajo estaba bastante clara: “Mi intuición me dice que quiero jugar cada semana. Yo soy así de currante y de positivo”. Una frase que Sergio repetía en numerosas ocasiones ante su reiterada suplencia. Una actitud y forma de ser con la que se ha ganado el corazón de la afición del Celta y que, unida a sus cualidades, lo han llevado a convertirse en el cancerbero más regular (en los partidos que ha disputado) en los más de 91 años de historia que tiene el club de Vigo.

Sin embargo, todo apuntaba el pasado verano a su marcha del club en lo que parecía una salida anunciada: con 27 años y sin atisbo de tener un puesto seguro en la portería ante la buena campaña de Yoel González, titular indiscutible con Luis Enrique. Además, a todo ello había que unir a los jóvenes talentos en la portería de A Madroa, entre los que destaca sobremanera el internacional Rubén Blanco (19 años), cuyo nombre parecía destinado a ocupar el rol de portero suplente de Yoel. Una oportunidad que Sergio Álvarez había aguardado en los cinco años que llevaba siendo parte del primer equipo.

Al final de la temporada pasada y con la salvación asegurada, Luis Enrique le dio de nuevo la alternativa y quién sabe si una de sus últimas oportunidades en el Sadar contra el Osasuna, sentando a Yoel en el banquillo. Su actuación fue sublime, hasta el punto de llegar a desesperar al que fuera su compañero la temporada anterior en el Celta, Oier Sanjurjo. Tras el partido, era el propio Yoel el que se deshizo en elogios hacia su compañero: “Me alegro mucho por él. Ha ganado el sólo el partido”.

Un par de meses después, y contra todo pronóstico, una buena oferta del Valencia terminaba con Yoel poniendo rumbo a la capital del Turia. Al joven guardameta de Vigo le quedaba un año de contrato y el Celta, ante el temor de que quedara libre al año siguiente, lo cedió con opción de compra al Valencia C.F. para ser el suplente de Diego Alves. La suerte se empezaba a cambiar en el camino del joven guardameta de Catoira.

Finalmente, con la llegada del argentino Berizzo al banquillo del Celta, Sergio Álvarez se convierte por fin en el portero titular del conjunto gallego. Rápido por abajo, con excelentes reflejos, bueno en el uno contra uno y solventando los balones aéreos pese a no ser un portero especialmente alto, estas cualidades convencieron a su nuevo entrenador y el tiempo parece estar dándole la razón

Primero fue el Atlético de Madrid en el Calderón y anoche fue el Deportivo de la Coruña en Balaidos, partidos ambos que han catapultado al “eterno” suplente de la portería del Celta a la lista de revelaciones del año. El club vigués tiene un nuevo ídolo y un nuevo cerrojo en la portería, clave en el buen arranque del equipo esta temporada. El ‘gato de Catoira’ por fin se pone las botas.

 

Álvaro Martín Gil // @amargil10